Indemnización por hernia discal y protusión

Indemnización por hernia discal y protusión

Protusión discal y hernia discal: Síntomas, Diagnóstico y tratamiento

hernia

A la deformación de la envuelta fibrosa del disco a causa del impacto del material gelatinoso del núcleo pulposo contra ella se la conoce como prostrusión. En el caso de que la envuelta llegue a romperse y parte del núcleo pulposo sale fuera de esta, entonces el diagnóstico será de hernia discal.

Síntomas

Cuando se producen estas lesiones, el dolor que causan es muy intenso, provocado por la activación de nervios. Este dolor es notado por el paciente cerca de la columna. Si la hernia es suficientemente grande puede comprimir alguna raíz nerviosa. En estos casos, el paciente nota el dolor que se transmite al brazo, si la hernia es cervical. Lo notará en la pierna si es lumbar, produciendo una sensación de adormecimiento de dedos del pie o de la mano, según el caso. En tales casos hay que tener en cuenta que, si bien hay dos dolores a la vez con causas distintas, el paciente los identifica como el mismo. Así, el dolor en la zona de espalda alta o del cuello, cuando la hernia es cervical, o en la espalda baja y área de los riñones, si la hernia es lumbar. Esto es debido a la activación de los nervios del dolor de la envuelta fibrosa y, al cabo de minutos u horas, a la contractura muscular refleja que se produce. En cuanto al dolor irradiado al brazo (hernia cervical) o a la pierna (lumbar) se debe a la comprensión de la raíz nerviosa. Hay comprensión del nervio ciático en el caso de hernia lumbar. Es por ello que se le da el nombre de ciática.

Diagnóstico

El procedimiento para el diagnóstico es la realización de una resonancia magnética.

Tratamiento

Muchos pacientes, afectados de un nervio por causa de una hernia discal, se recuperan de forma espontánea en 1 mes. No hay datos que sugieran que esperar hasta que pase ese periodo para valorar la operación empeore la situación del paciente. No obstante se puede evitar la cirugía esperando este periodo. En más del 60 % de los pacientes fracasa la cirugía, al no mostrarse claramente la afectación del nervio antes de operarles. La cirugía tiene mejores resultados, tal y como demuestran los estudios científicos realizados, cuanto más rigurosamente se seleccionan a los pacientes que se operan. Solo es necesario operar al 5 % de las hernias dolorosas.

Indemnización correspondiente para este tipo de lesión.

Consideraciones habituales aparte, se ha de valorar si la lesión impide o dificulta las ocupaciones habituales del afectado, lo que ocurre en la mayoría de los casos. Y es que, además de loa secuela en sí hemos de añadir el menoscabo fisiológico para el ejercicio de las actividades el afectado. Para cuantificar la indemnización que corresponda hemos de tener en cuenta el tiempo que tarde en curarse la lesión, o bien el tiempo que tarden en finalizar los tratamientos médicos tendentes a la curación de la misma. Estos tiempos varían de persona a persona. Hay una cuantía diaria fija, estipulada por Ley. Así, durante la estancia hospitalaria esta cuantía asciende a 67,98 euros/día. Respecto de los días de baja tendremos que distinguir entre los día de baja impeditivos (los que la víctima está incapacitada para desarrollar su actividad habitual o su ocupación) y los días de baja no impeditivos. Los días de baja impeditivos la cuantía es de 55,27 euros/día. Los días de baja no impeditivos la cuantía será de 29,75 euros/día. (Datos extraídos de la Tabla V del baremo de 2011).

Deja un comentario